jueves, 18 de junio de 2009

El icono Americano: El Tío Sam

El icono Americano: El Tío Sam

Después de buscar alguna imagen con la que poder realizar la practica, me decanté por dos imágenes para realizar el análisis. La primera de ellas es el famoso icono americano, El Tío Sam. Lo escogí porque desde principios del siglo XX ha representado tanto la Armada estadounidense como el nacionalismo norteamericano. Por lo tanto, hablar del Tío Sam es hablar de la nación de los Estados Unidos. Representado por un anciano blanco y canoso, esto se ha quedado en un segundo plano. Lo que en un principio debería ser el significante ha llegado a ser el significado, ha pasado a ser una imagen donde solo importa el significado. Se ha convertido en una imagen-signo reconocida mundialmente. Sin embargo, hay que tener en cuenta el contexto de recepción, cultural del receptor. Una persona analfabeta seguramente no vería la connotación que tiene, simplemente se quedaría con el anciano viejo desafiándole con el dedo índice, como diría Umberto Eco haría una "lectura aberrante".

La segunda de las imágenes que he escogido también es del el Tío Sam, pero esta vez esta tratada desde otra perspectiva. En esta ocasión lo han utilizado para representar el momento actual que vive los Estados Unidos tanto económicamente, como moralmente. Con las ropas raídas, mirado menos desafiante y la palma de la mano hacia arriba (como pidiendo limosna), esta imagen nos refleja como mediante el uso de significados y significantes, connotaciones y denotaciones se puede transmitir sentidos. En este caso se esta jugando con la imagen que mayor representatividad del nacionalismo americano tiene, con lo cual cualquier cambio en su estructura sería un cambio en los significados que transmite sobre la sociedad del fast food.
En este caso el signo icónico, la imagen, tiene un significante y un significado bastante obvio: la actual situación económica, el empobrecimiento paulatino de la sociedad estadounidense. El proceso de codificación de la imagen por parte del emisor se ha basado en deteriorar el aspecto del "Tío Sam" para que, por parte del receptor, se decodifique como algo más global: la crisis Norteamérica.

En definitiva, estas imágenes-signo poseen un significante común, y así es como el emisor al cambiarlo ha podido modificar el significado.
El icono Americano: El Tío Sam

Después de buscar alguna imagen con la que poder realizar la practica, me decanté por dos imágenes para realizar el análisis. La primera de ellas es el famoso icono americano, El Tío Sam. Lo escogí porque desde principios del siglo XX ha representado tanto la Armada estadounidense como el nacionalismo norteamericano. Por lo tanto, hablar del Tío Sam es hablar de la nación de los Estados Unidos. Representado por un anciano blanco y canoso, esto se ha quedado en un segundo plano. Lo que en un principio debería ser el significante ha llegado a ser el significado, ha pasado a ser una imagen donde solo importa el significado. Se ha convertido en una imagen-signo reconocida mundialmente. Sin embargo, hay que tener en cuenta el contexto de recepción, cultural del receptor. Una persona analfabeta seguramente no vería la connotación que tiene, simplemente se quedaría con el anciano viejo desafiándole con el dedo índice, como diría Umberto Eco haría una "lectura aberrante".

La segunda de las imágenes que he escogido también es del el Tío Sam, pero esta vez esta tratada desde otra perspectiva. En esta ocasión lo han utilizado para representar el momento actual que vive los Estados Unidos tanto económicamente, como moralmente. Con las ropas raídas, mirado menos desafiante y la palma de la mano hacia arriba (como pidiendo limosna), esta imagen nos refleja como mediante el uso de significados y significantes, connotaciones y denotaciones se puede transmitir sentidos. En este caso se esta jugando con la imagen que mayor representatividad del nacionalismo americano tiene, con lo cual cualquier cambio en su estructura sería un cambio en los significados que transmite sobre la sociedad del fast food.
En este caso el signo icónico, la imagen, tiene un significante y un significado bastante obvio: la actual situación económica, el empobrecimiento paulatino de la sociedad estadounidense. El proceso de codificación de la imagen por parte del emisor se ha basado en deteriorar el aspecto del "Tío Sam" para que, por parte del receptor, se decodifique como algo más global: la crisis Norteamérica.

En definitiva, estas imágenes-signo poseen un significante común, y así es como el emisor al cambiarlo ha podido modificar el significado.

domingo, 10 de mayo de 2009

La mujer unidimensional, las revista femenina

En la actualidad existen más de 500 revistas dirigidas a las mujeres, en las cuales se comunican temas de actualidad y preocupación femenina, se ha llegado a crear una subcultura alrededor de este tipo de publicaciones. Estas revistas tratan contenidos de interés para las mujeres como: la moda, la belleza y los cotilleos (son los más comunes).

La teoría crítica trata de analizar los efectos que tienen los mass media sobre una cultura social dentro de un contexto histórico. Las revistas femeninas como medio de comunicación de masas ha creado una cultura mercancía donde la imagen se potencia y se compra, donde no importa mentir a la lectora con tal que esta escuche lo que quiere oír.

Se ha establecido una industria cultural alrededor de estos medios, una industria donde la situación económica actual no tiene cabida, donde el problema más grande es que pronto llega el verano y se deben empezar las dietas para lucir cuerpos perfectos en la playa. Pero como todo se miente. Intentan venderte una dieta milagrosa, un producto estrella o una exclusiva falsa. Esto provoca en las lectoras un efecto negativo y muchas veces distorsionado de la realidad, una aspiración a una perfección inventada. Obviamente no solo las revistas femeninas influyen, pero forman parte de esta cultura capitalista femenina.

Desde una mirada global todas las sociedades desarrolladas conviven con este efecto causado por los medios sobre las mujeres. Es resultado de la situación social actual y del contexto histórico en el cual nos encontramos, todo a convergido en una industria de la belleza movida y motivada por los medios de comunicación de masas.

Sin embargo, cada día son más los hombres que se unen a esta cultura. En un principio comenzó llamándoles Metrosexuales, pero parece que este sobrenombre ha ido desapareciendo a la vez que se daba paso a una cultura de hombres que también están preocupados por “la llegada del verano”.

En resumen, se ha creado un estereotipo de mujer muy difícil de alcanzar, que ha provocado la aparición de muchas enfermedades relacionadas con este "pedestal" de mujer socialmente perfecta. Hebert Marcuse explica su concepto de Hombre unidimensional, sin embargo ahora hablaríamos de Mujer unidimensional es la mujer la que tiene, gracias a las revistas femeninas, unas necesidades individuales como mujer, sin embargo se trata de unas necesidades iguales, comunes a todas.
Pero esas necesidades la mayoría de las veces no pueden ser subsanadas, ya que son necesidades irreales, manipuladas para el buen funcionamiento del sistema económico capitalista, para el consumo de productos.

lunes, 4 de mayo de 2009

Qué bonito es el amor

El amor. Argumentos y tópicos sociales que se repiten una y otra vez sobre el estereotipo perfecto de la pareja ideal. Los mass media utilizan una posición romántica irreal y homogeneizada de cómo deberían comportarse dos personas en una relación. Las consecuencias de este hecho se ven reflejadas en la población, en la sociedad y las ilusiones falsas y prototipos imaginarios que algunas personas crean basándose en su entorno de comunicación.

Todos los días vemos películas de amor, sobre todo americanas, que nos muestran los roles básicos de una pareja romántica, las normas básicas de cómo deben posicionarse un hombre y una mujer en una pareja. Programas diarios sobre la búsqueda de compañero sentimental donde todo es superficial, planeado y ensalzado como un cuento de hadas.

El amor en los medios, es un objeto de manipulación, un reflejo erróneo de la verdadera objetividad. Mensajes de texto predeterminados y poemas que harán perder la cabeza a esa persona amada. La distorsión del concepto de las relaciones ha creado una concepción errónea en la realidad de las personas. Basándonos en Rodrigo Alsina podríamos decir que la realidad no es única sino múltiple. Por un lado el rol ficticio de la pareja perfecta de cuento infantil, y por otro lado, la pareja real con sus problemas, su rutina y sus obstáculos diarios.
Los medios de comunicación tienen un poder aplastante en la reproducción simbólica de la violencia o de represión frente a determinadas formas de cultura. Los medios de comunicación representan parejas con roles impuestos, programas con violencia explicita y quizás programas cómicos que en ocasiones representan los prototipos de nacionalidades extranjeras desde el punto de vista español (en este caso).

Si los medios representan patrones básicos de las relaciones, las personas los imitarán; Si se utiliza la violencia como una forma más de expresión, la sociedad se narcotizará y asumirá la normalidad de las acciones violentas; y si se utiliza el racismo o el desprecio sutil a otras culturas las personas se apropiarán de esa misma opinión.
A pesar de las corrientes de escepticismo sigue predominando la presencia de la credulidad en la población. El mito es que todo lo que aparezca en los medios debe ser irrebatiblemente cierto. La sociedad se deja llevar por las tradiciones, la cultura y los efectos impuestos que crean consecuencias determinadas. En mi ejemplo, en este caso en el amor, ha provocado la ruptura de muchas parejas por no saber afrontar una relación adulta alejada de las películas románticas, los cuentos de cartón y los programas teatrales cuyo fin es simplemente simular una utopía.

martes, 28 de abril de 2009

¿Qué nos podemos creer?

Cuando queremos informarnos de lo que está ocurriendo en el mundo, ¿que es lo primero en lo que pensamos? Pues en leer un periódico o ver las noticias, ¿no?, pues chic@s estáis un poco equivocados, ya que la misma noticia según el canal de televisión que pongamos se verá desde un punto de vista u otro, y ¿a quien hacer caso?, o mejor dicho, ¿hasta que punto nos podemos creer la noticia?, aquí es cuando aparece “el gran problema” que siempre ha existido en nuestra sociedad.
Como todos sabemos nos encontramos con cadenas financiadas por el Estado que son aquellas que llamamos públicas y cadenas financiadas por empresas privadas, a las cuales llamamos privadas. Así que sabiendo esto, podemos afirmar que los diferentes puntos de vista que podemos observar de una noticia según el canal donde se emita, es debido a la financiación de estas.
Indagando sobre este tema por la red, he encontrado una noticia del año pasado del periódico “publico.es” donde simplemente con el titular tenemos bastante “Telemadrid y Canal 9, marcadas por manipular”, se trata de dos canales autonómicos públicos que se les ve “demasiado el plumero” de quien los financia, simplemente escuchando una noticia podemos afirmar de que el PP está detrás de ellos. Además son las únicas dos cadenas denunciadas por sus propios trabajadores, ya que afirman que la manipulación de información que se produce en su interior es espectacular.
Así que quien paga es quien controla la difusión cultural, ellos son los que eligen lo que se puede decir y lo que no, tampoco podemos afirmar que mientan en sus informaciones pero no nos cuentan toda la verdad, es decir nos proporcionan informaciones muy sesgadas, según los intereses que persiguen. Por lo tanto si queremos informarnos de alguna noticia lo mejor es verla en diferentes canales para ir contrarrestando nosotros mismos la información y poder conseguir una noticia completa en contenido.
En conclusión podemos decir, que lo que pretenden las cadenas de televisión es conseguir un control ideológico de todos sus espectadores, quieren conseguir que todos piensen lo mismo desde un mismo punto de vista y es aquí cuando la teoría crítica cumple su objetivo, aunque en este caso es muy difícil, ya que nos encontramos con miles de canales que persiguen intereses diferentes por lo tanto informaciones desde diferentes aspectos, pero lo que si que podemos afirmar es que debido a toda esta industria cultural nunca encontraremos una información completa y neutra en un mismo lugar, siempre tendremos que ir contrastando por diferentes sitios.
Después de toda esta reflexión podríamos comentar que los canales de televisión están provocando en parte, una represión de información y con ello una represión también de la libertad de pensamiento de los seres humanos.

lunes, 20 de abril de 2009

Religión y medios

Remontándonos a la época de la caída del Imperio Romano, con el vacío de poder que supuso, recordamos que la Iglesia fue la única institución en la Edad Media capaz de aportar una comunicación rápida, eficaz y universal en toda Europa.

La Iglesia se convirtió en aquella época en la portadora de una nueva cultura caracterizada porque sólo ésta tenía el conocimiento de la escritura. Solamente la Iglesia conocía el latín (lengua en la cual estaban escritos todos los documentos) lo que les aportó un poder informativo enorme. La cultura en la Edad Media comienza a basarse en lo que se conoce como el pacto entre el silencio y la palabra. El silencio hace referencia a que el único camino que le quedaría a las personas para salvarse y para lograr un conocimiento de las cosas sería escuchar en silencio la Biblia. La palabra hacía referencia a la lectura de la Biblia monopolizada por los párrocos. De manera que solamente la Iglesia tenía la capacidad de comunicar los documentos. Los documentos de la Biblia eran fijados por la misma Iglesia. A la gente normal en el proceso comunicativo solamente le quedaba escuchar. La comunicación en la primera fase de la Edad Media estaba claramente dominada por la Iglesia.

Actualmente, en pleno S.XXI, los medios de comunicación hacen que la información esté a alcance todos, cualquiera en el mundo desarrollado puede recoger información prácticamente de cualquier tema, ya sea por medio de Internet, prensa escrita, radio, etc. La población ha cambiado de postura en el proceso comunicativo, actualmente la importancia del feedback es fundamental. Pero, ¿realmente somos nosotros los que elegimos? ¿decidimos lo que queremos?, ¿lo que nos gusta?... Claro que “sí”, pero siempre dentro de un marco ideológico impuesto. Intentaré explicarme mejor, nos dejan decidir, pero siempre entre una serie de opciones, ya impuestas, ya tenga que ver con moda, gustos musicales, cinematográficos, etc. “Se produce un proceso de homogeneización del producto, las autoridades intentan que la estandarización sea total, evitando el feedback”.

Centrémonos en un caso concreto, la Iglesia, cuyo armamento comunicativo ha sido brillante a lo largo de los siglos. Además de haber cuidado de la salud e integridad de las personas desfallecidas a lo largo de la historia (tendremos que olvidar por un momento Inquisiciones y lado oscuro), ha llevado a cabo un gran despliegue propagandístico tanto por parte del buzz marketing, es decir, sus propios oradores y su público en sí, como por parte de los medios de comunicación de masas. La Iglesia aún posee un gran poder en España, aunque en la Constitución de 1978 se declara la nación española como un estado laico. Pese a esto, la Iglesia recibe enormes subvenciones por parte del gobierno (independientemente de la ideología del partido gobernante) y controla en gran parte los medios de comunicación. No es difícil ver en televisión o escuchar en radio opiniones de las autoridades eclesiásticas, defendiendo sus ideales, cosa totalmente respetable ya que nos encontramos en un país con libertad de expresión. El control ideológico impuesto por los medios ( no hablo sólo del religioso, por supuesto) se ve claramente día a día en las cadenas privadas y públicas más vistas, pero se evidencia más en las cadenas autonómicas por ejemplo, o concretamente según el caso tratado las cadenas de televisión y emisiones de radio o boletines cristianas. Se mandan mensajes, como el del buen cristiano (1. Da gusto y sentido a las cosas
2. Se entrega 3. Vive en armonía 4. Respeta a la mujer 5. Habla con franqueza 6. Devuelve bien por mal 7. Se perfecciona en el amor 8. Actúa con humildad 9. Reza con sencillez 10. Odia la hipocresía 11. Se enriquece con la verdad 12. No se hace esclavo del dinero 13. Confía en Dios y busca la justicia 14. Es exigente consigo mismo y comprensivo con los demás 15. Es paciente y constante 
16. Se identifica con el otro 17. Tiene espíritu critico 18. Vive de hechos, no de palabras . Evangelio de San Mateo), y otros mensajes de diversa índole.

Se busca la homogeneización de los gustos, el control ideológico y la unificación de necesidades del ser humano. Además se produce la serialización, estandarización e industrialización de la cultura (la Biblia si no tengo mal entendido es el libro del que se han reproducido un mayor número de ejemplares). Además, las campañas propagandísticas en television, radio y prensa se complementan con acciones de publicity como la última establecida en los autobuses públicos http://www.larazon.es/noticia/ocho-autobuses-circularan-a-partir-de-manana-en-madrid-con-publicidad-religiosa-o-atea, en contraataque a la publicidad atea que tambíen se habían publicitado mediante este medio de transporte.

Por ultimo, me gustaría hablar de la pasada visita de Benedicto XVI a África, un país en el cual 22,5 millones de subsaharianos están infectados por el VIH, cifra que supone el 68% del total, es decir, la gente además de morirse de hambre (como si no fuese eso ya suficiente) muere de SIDA. Los medios de comunicación nos han mostrado el mensaje más impactante (para un sector de la sociedad, no para todos los que comparten la misma ideología por supuesto) del Papa: “el sida no se puede resolver con eslóganes publicitarios ni con la distribución de preservativos éstos, al contrario, sólo aumentan los problemas". ¿Los preservativos aumentan el problema del SIDA?, aquí vemos una clara manipulación ideológica que busca la liquidación de la libertad sexual, ya que en África la gente se muere de SIDA y el preservativo es junto a la educación según mi humilde opinion la solución más coherente teniendo en cuenta tanto el elevado índice de natalidad africano como también su elevado índice de mortalidad. Esta afirmación ha tenido cierta repercusión mediática, pero, pienso que las autoridades eclesiásticas han conseguido obtener un cierto control mediático para acallar estas críticas.

El control ideológico nos envuelve día a día, solo he querido mostrar un ejemplo de ello, viéndolo desde la perspectiva de la Iglesia, ya que ha sido la que más importancia ha tenido a lo largo de la historia en la comunicación. ¿Estamos preparados para este control ideológico?, ¿Podemos decidir?, ¿Pensamos lo que queremos pensar o lo que unos pocos quieren que pensemos? ¿Crees que no controlan también tu mente?. Cada uno, que piense “lo que quiera” ;)

martes, 14 de abril de 2009

Sociedad y los Mass Media

Cada individuo forma parte de una sociedad, más o menos avanzada, donde la comunicación forma un papel esencial. Las sociedades son organismos articulados, compuestos por subpartes que integran y mantienen el propio sistema. En esta idea se basa la teoría funcionalista que intenta describir la acción social y su relación con los modelos institucionalizados. Cada individuo forma parte de una sociedad, más o menos avanzada, donde la comunicación forma un papel esencial. Todos los ciudadanos del mundo (tanto en los países desarrollados como en los subdesarrollados) están expuestos a unos u otros medios, estos resultan indispensables como herramienta de comunicación En el mundo occidental los profundos cambios sociales, económicos, políticos y culturales hacen que los mass-media incidan en cada sistema de un modo determinante. Televisión, Internet, prensa escrita, radio...todo lo que es recibido simultáneamente por una gran audiencia. Los medios de comunicación masivos son, realmente, organizaciones que utilizan técnicas de comunicación con un objetivo determinados: tanto las televisiones públicas (ideologías, política...) como las privadas (intereses privados), los anuncios y campañas publicitarias (objetivos y estrategias empresariales), paginas e información en la web, etc. Con todo esto se pretende destacar que los mass-media tienen como objetivo principal los intereses de los encargados de su manipulación, y que este objetivo hace que sea realmente importante estudiar la acción de los media sobre la sociedad en su conjuntos y sus subsistemas.

Destacar que los medios masivos son el reflejo de la sociedad a la que pertenecen y no al contrario, esta característica hace que sea necesaria una supervisión y una vigilancia por parte de estos a su entorno. La televisión o Internet se basan en un contexto, transmiten valores, obviamente no siempre correctos, pero si concordantes con la sociedad en la que se reflejan, por lo menos en partes o subpartes de esta sociedad. El sistema en su globalidad está concebido como un organismo con distintas partes que desempeñan funciones de integración y de mantenimiento del sistema (integrado a su vez por diversos subsistemas). Los individuos son los que pertenecen o no a cada uno de los subsistemas, es decir, los mass-media puede influir de determinada manera o no a cada uno de las personas que componen una sociedad. Cuando analizamos los medios, surgen conceptos como manipulación, persuasión, influencia o funciones. La manipulación es clara y esta ahí, vemos día a día las mismas noticias retransmitidas de formas muy diferentes según unos periódicos u otros. La influencia de unas empresas u otras se puede tomar de muchas maneras, la influencia que pretenden transmitir a los receptores (siempre pretenden influir ya que es el objetivo de la publicidad) o la influencia, el estatus, muy importante también en los procesos comunicativos. Los receptores de información, es decir, los clientes de las empresas, los espectadores de los medios... quizá son demasiado confiados. Se debería tomar enserio la persuasión en la sociedad. Es inevitable que exista, pero la gente debe tenerla en cuenta y saber identificarla.